El United, como el Barça, ya ha cumplido en casa y ahora se frota las manos pensando en Roma. Ferguson sigue haciendo historia y con la de esta campaña suma su undécima Premier, tercera consecutiva, afirmando sin paliativos la clara supremacía de los de Old Trafford en el fútbol británico, pese a que en esta campaña el Liverpool de Benítez ha dado digna batalla. En Inglaterra, sobre todo, se impone la lógica, porque la plantilla del Manchester simplemente es muy superior a la de sus rivales, con futbolistas de primera línea mundial en todas las demarcaciones.

Poco hay que decir de este equipazo. El tridente compuesto arriba por Rooney, Berbatov y Ronaldo se ha consolidado, entre los tres han logrado casi 50 tantos, aunque soluciones Ferguson tiene muchas para la vanguardia de su equipo. Pero sobre todo llama la atención lo bien que el entrenador escocés suministra los minutos en su plantilla, porque salvo Cristiano Ronaldo, Vidic y Van der Saar, nadie supera los 30 partidos, hecho muy significativo, que sin duda deja ver que físicamente el equipo está muy descargado y llegará a la final en un momento de forma posiblemente mejor que el del Barcelona.

Recordemos que la final de la Champions es el 27 en Roma.

 

Anuncios