Una ciudad que sueña: eso es Nápoles hoy por hoy, luego de que su equipo, al vencer por 3 a 0 a Reggina con triplete de Germán Denis, se ubicara como puntero del campeonato italiano de fútbol, en condominio con Udinese, ambos con 20 unidades. Reggina, en cambio, sigue teniendo 5 y es el único colero.

 El triunfo de Nápoli no admite discusiones de cualquier tipo: ante una cancha repleta, con las tribunas populares finalmente reabiertas, se puso en ventaja luego de un puñado (7) de minutos, al cuarto de hora ya había liquidado el partido y, antes y después del 3 a 0, que llegó promediando el complemento, tuvo otra cantidad enorme de ocasiones, mientras que el rival, prácticamente, no llegó nunca.

Este Nápoli es cosa seria, porque sobre una base bastante firme, atrás y en el medio, se apoya un “triángulo de las maravillas” formado por Lavezzi, Hamsik y Denis. Así, cada combinación entre ellos tenía olor a gol y los dos primeros tantos llegaron de manera casi idéntica: cuchillazo de Lavezzi para Hamsik y asistencia de éste para Denis, quien no tuvo más que empujarla ambas veces.

Anuncios